Archive for the ‘Artistas Visitantes’ Category

Gustavo Bruzzone

martes, julio 10th, 2012

El reconocido coleccionista nos abrió las puertas de su casa para permitirnos recorrer su extensa y completa colección de arte de los ´90. Cada espacio de la casa, cada cuarto y pared, cada mueble y ventana alberga una de las más valiosas colecciones de arte argentino de las últimas décadas. Tener la posibilidad de visitarla de la mano de Gustavo permitió conocer algunas de las historias que se esconden entre obra y obra.

Mariela Scafati como representante del colectivo La Multisectorial Invisible

martes, mayo 29th, 2012

La Multisectorial visitante

-¿Qué hay hoy?

- Una charla de La Multisectorial Invisible

- ¿Por qué invisible?

Scafati responde: “lo que más me gusta son las cosas que no se tocan.”

Cuando visitamos la feria todos juntos, fuimos directo a ver el premio Petrobras. Habían unos flacos bailando folklórico, hip-hoperos y un tipo que hablaba de los colonizadores como un fluir de la consciencia. Nos sentamos un rato y nos fuimos rápido, empujados por la ansiedad de querer verlo todo.

En la inauguración, estaba todo lleno de gente. Un DJ pasaba música, Macri deambulaba por ahí, y la radio de lejos parecía el cen   tro de la fiera*.

Una duda: ¿hay sindicato de artistas? Y en la radio, una invitación. En el primer programa del día jueves: “I Ching del mercado” un grupo de mujeres que se juntan a debatir sobre el mercado del arte y los derechos de los artistas.

Durante la charla de Scafati, fuimos ablandando nuestros prejuicios sobre lo que fue la obra. Con cada anécdota, nos sentimos más familiarizados con la propuesta. Ahora debatimos hasta qué punto estuvieron atentos al compartir la obra con el público. Si algunos visitamos la radio físicamente y ni sospechamos que toda la información estaría en Internet, y otros investigamos y escuchamos los programas la misma semana de la feria, creemos que en un caso u otro la visita y presencia física de Mariela cambió nuestra percepción. Nos acercó y despertó nuevas formas de acercarnos y acceder a la Multisectorial.

El afecto como política dio resultado: nos hizo visible lo que no habíamos visto, todo lo que sucedió dentro y fuera de la radio. La oportunidad de decir como hecho artístico y  la acción artística como hecho político abrieron nuevos debates. Así como en la radio un tema derivaba en otro, la charla con Mariela sobre la Multisectorial derivó en la discusión acerca de los derechos de los artistas como trabajadores y su repercusión en el escenario actual.

*Fiesta/feria

Camila, Nina y Julieta

Diego Bianchi

miércoles, mayo 23rd, 2012

El “Sábado de súper acción” que propuso Diego Bianchi invitó a los becarios de Casa Escuela a recorrer el espacio de un modo inusual; en la casa, en la calle, a ojos cerrados y oídos abiertos, con los sentidos sobreestimulados, en contacto con otros y en soledad. Una gran variedad de actividades coordinadas por Bianchi permitieron comprender que la mirada del artista puede alterar los sentidos y transformar situaciones y  materia.

Rafael Cipolini

sábado, mayo 12th, 2012

Nos visitó el escritor, curador y teórico Rafael Cipolini, quien compartió con los estudiantes y graduados su particular visión sobre el rol del arte y del artista en la sociedad actual.

Leo Chiachio & Daniel Giannone

viernes, abril 27th, 2012

Como primer encuentro del ciclo Charlas con Profesionales – versión 2012, uno de los espacios que forma parte del Programa de Extensión de Casa Escuela de Arte, tuvimos la alegre visita de los artistas Leo Chiachio & Daniel Giannone, quienes nos presentaron sus obras y sus historias de vida.

Max Gómez Canle en ProyectArte

martes, diciembre 20th, 2011

Max propone hacer listas de todo aquello que a uno le gusta, lo que él enuncia como ADN (suma de los productos). “En el arte no hay ningún modelo”, dice. “Nadie puede decir que esto sea una carrera porque no hay ningún lugar al que llegar, ni un tiempo en el que llegar, ni una forma en la que se llegue”.

Al finalizar sus estudios secundarios, en busca de nuevos espacios de circulación de la obra, comenzó con un grupo de compañeros el colectivo “Cielo Borrado”. Con ellos mostraban sus obras en bares, donde montaban las producciones sobre las mesas. Esta movida desembarcó en una muestra en el Centro Cultural Borges, luego de haber pasado por varias muestras de una noche en boliches, el reconocido “Cemento”, etc. Hacia fines de los ´90 con dos amigos armaron el espacio “Ruptus”, ubicado en el barrio del Abasto. Allí, artistas reconocidos, podían armar proyectos sin la presión del mercado. Comenzaba contando Max Gómez Canlé en su visita a ProyectArte.

Acerca de su experiencia en la carrera de Bellas Artes Max cuenta como la pauta era el ser contemporáneo. La obra era demasiado conceptual. La única forma de entrar en el circuito era presentando este tipo de obras a los concursos. “Entonces uno se iba amoldando”, contaba Canlé. Sin darse cuenta fue haciendo cada vez más cosas que a él no le gustaban. Fue por esto que decidió no pintar más y se inclinó hacia la gestión y el cine. Durante este tiempo también aprovechó para viajar por Europa y fue desde esa distancia que comprendió que necesitaba estar acá, en Argentina, para hacer lo que realmente quería. A partir de ahí comenzó con el video-arte y su “reconexión” con el arte, como él denomina a esta etapa.

En relación a su visión sobre el arte, comenta que le genera mucha empatía la creencia de que uno puede cambiar el mundo a través del arte y nos pone como ejemplo de esto a los movimientos de los ´50, que planteaban la inserción del arte en la arquitectura.

A partir de aquí la charla giró en torno al proceso de producción de una obra y la identidad del artista. En este sentido Max propone hacer listas de todo aquello que a uno le gusta, lo que él enuncia como ADN (suma de los productos). “En el arte no hay ningún modelo”, dice. “Nadie puede decir que esto sea una carrera porque no hay ningún lugar al que llegar, ni un tiempo en el que llegar, ni una forma en la que se llegue”. La respuesta de lo que uno tiene que hacer está en uno. Una posibilidad que Gómez Canle considera apasionante. En su caso particular, en su ADN encuentra a la vanguardia, el arte clásico y los primeros juegos de video. Ahí está la geometría como base de todo.

Otra de sus propuestas es regirse por reglas personales. Entre las que figuran en su código se encuentran: “Cuando me dedico mucho y con obsesión, algo bueno sale”, “estar entretenido” como dice Ernesto Ballesteros, “Todo lo que hago, lo tengo que poder cargar”, “Todo el tiempo estoy mirando lo anterior que hice y la obra nueva se incorpora”. Así es como estas simples y ridículas leyes personales, como el las llama, terminan dando identidad a la propia obra.

Nos visita la “Oficina Proyectista”

martes, diciembre 20th, 2011

La oficina proyectista es un proyecto que nació intencionalmente amorfo, con el fin de abrir espacios a iniciativas artísticas por fuera de los limites establecidos (literatura/artes plásticas/música/danza/etc.).

Los estudiantes vamos llegando de a poco y el que abre la puerta es Mili en el día de su cumpleaños. En el atelier las sillas están dispuestas ordenadamente para poder disfrutar de la proyección preparada para el día.

Como falta un rato para que comience la charla del artista visitante, nos ocupamos de colgar una obra que realizamos en conjunto durante la semana. Se trata de una medusa hecha con anteojos que encontramos en un contenedor del barrio. Queremos colgarla con un hilo muy largo desde una viga del techo. No sabemos como llegar tan alto. Entonces empezamos a tirar el ovillo, lapiceras atadas al hilo, nos turnamos. Pronto nos ponemos un poco más tímidos y sigilosos porque llegaron los invitados, pero seguimos intentándolo. Un ruido llama la atención de todos, casi rompemos algo. Mejor por ahora abandonar este intento.

Entonces nos sentamos, se da comienzo al evento y empezamos a filmar. Un hombre y una mujer se presentan desde el centro del espacio. Sabemos que vinieron acompañados por otras 3 personas que se sientan con nosotros a escuchar lo que los primeros tienen para contarnos.

La oficina proyectista es un proyecto que nació intencionalmente amorfo, con el fin de abrir espacios a iniciativas artísticas por fuera de los limites establecidos (literatura/artes plásticas/música/danza/etc.). Nos cuentan un poco sobre la infraestructura que disponen, nos hacen una breve reseña histórica de la oficina, nos hablan acerca de los artistas que participan y participaron de distintos proyectos, y de la construcción del flujo de personas involucradas y participantes.

Se quedaron sin palabras, el panorama ya está claro y ahora queremos ver de qué se trata todo lo que nos contaron con tanto entusiasmo. Hay luz en el taller, pero la imagen se ve clara, hay problemas de sonido. Alguien intenta arreglarlo y el cañón falla. Luciana, Coordinadora de Programas de ProyectArte, con sentido del humor nos propone amontonarnos alrededor de  la notebook. Se escucha igual de bajo, pero ahora estamos mas cerca.

Durante el video no sólo nos involucramos con las imágenes y los relatos de distintas experiencias de artistas de la Oficina Proyectista y entendimos la esencia de la mecánica de la OP, sino que ahora nos sentimos más cómodos entre ellos, casi como si los conociéramos. Como si todos los relatos y las descripciones del principio, se pusieran en práctica a la hora de compartir, sea dentro o fuera de la institución. Claudia Toro,  presente entre los 3 incógnitos, pasa al frente a contarnos sobre su obra en la OP. Consiste en la construcción y destrucción de unas casitas de arcilla semana tras  semana.  Tiene una en la mano y nos muestra que ya no es de arcilla, sino de cerámica, que al romperse ésta es imposible reconstruirla de sus mismos escombros.  En la última de las exposiciones Claudia le regalo una casita a cada persona que hubiera asistido a la muestra, con la consigna de notificar, por medio de una fotografía el nuevo hogar de esta. Le hacemos algunas preguntas, nos muestra las fotografías, nos alucinan, y ella nos regala la casita que trajo. A muchos se nos ocurren ideas para fotografiar la casita dentro de proyectarte.

Andrea Fasani también esta presente y nos completa el relato que el video nos mostró de su obra, el video es del 2006 y ella nos dice que ahora el numero de cuadernos Gloria (objeto principal de sus instalaciones) es mucho mayor, y sigue viajando por distintos lugares, el proyecto sigue vivo y fértil.

El tercer misterioso se presenta, es Camilo Guinot, nos cautivó el relato de su obra. Se trata de un hilo que conecto a la OP con el Fondo Nacional de las Artes. Todos le seguimos el hilo, estamos concentradísimos, y compara el gesto que observa en algunos de nosotros en nuestro intento de colgar la medusa, con la realización de su muestra. Nos preguntan si alguno de nosotros tiene un proyecto para desarrollar junto a ellos. Surgen ideas, Nacho dice que tiene una, pero nos dispersamos imaginando las infinitas posibilidades que están abiertas para todos, estamos contentos, ya se hizo tarde.

Volvemos a dispersarnos para volvernos a juntar esta vez alrededor de una torta, la que le hicimos a Mili.

Malena y Nina

 

ProyectArte en Fundación OSDE

martes, agosto 9th, 2011

El sábado 18 de junio, los estudiantes y graduados del Programa de Becas Artísticas de ProyectArte fueron invitados por la Fundación OSDE y el Smithsonian Latino Center a la muestra Arte Tejano: de campos, barrios y fronteras.

La exposición documenta a través de la mirada de varios artistas tejanos la fusión de culturas nortemaricana y mexicana.

Kathy Vargas y Vincet Valdez, los destacados artistas que exponen sus obras en la Fundación OSDE, nos ofrecieron una conferencia en donde expusieron sus búsquedas, sus comienzos, su relación con la cultura fronteriza, con la sociedad que los rodea y con sus historias personales. Ambos construyen imágenes sensibles desde el momento en que convierten en obras su paso por el mundo y las relaciones que entablan con el contexto.

La modalidad adoptada para el evento, permitió la generación de un intercambio acerca de las preocupaciones comunes entre “colegas”. Tanto Kathy como Vincent, destacaron la importancia de aprovechar la oportunidad de aprender, conocer y generar lazos a partir del vínculo con otros artistas y culturas para comprender que participar, ser activo e involucrarse es una condición para crear.

Miguel González, artista invitado en ProyectArte

lunes, mayo 9th, 2011

A través del Programa de Profesionalización ProyectArte abre espacios para el descubrimiento de nuevos modos de producción.

El pasado miércoles 23 de marzo, comenzaron  las actividades del Programa de Profesionalización Artística de ProyectArte, a partir del Espacio de Seguimiento de Proyectos, coordinado por el reconocido artista Leonel Luna. Como lanzamiento del espacio, organizamos un encuentro con Miguel González, artista austríaco y residente actual de La Paternal Espacio Proyecto.

La apertura de estos espacios de diálogo entre los jóvenes y otros artistas e instituciones vinculadas a la realización artística, tiene como objetivo generar vínculos con diversos actores del mundo de las artes que permitan el descubrimiento de nuevos modos de producción, aplicables a los proyectos personales de los integrantes del Programa de Profesionalización de ProyectArte.

Miguel se acercó a nuestra sede para presentar algunos de sus proyectos de obra y realizaciones. Personas comunes que actúan como interlocutores de lo que sucede, portadores de la duda y el asombro, son algunos de los elementos fundamentales de su poética. La resignificación y descontextualización de símbolos parece ser uno de sus objetivos. Jugando con los materiales, ocupa el espacio público enfrentando a quien se encuentra “sin querer” con sus producciones. El “juego” pareciera estar siempre presente, sutil.

 

El arte más alla de los límites

martes, diciembre 21st, 2010

El pasado 12 de noviembre tuvimos un grato encuentro con Kekena Corvalán, profesora de historia del arte, que se acercó a ProyectArte para compartir con nosotros las modificaciones que se llevaron a cabo en la segunda exposición más antigua de arte contemporáneo internacional, la Bienal de San Pablo, cuya edición número 29 se desarrolló entre el 25 de septiembre y el 12 de diciembre.

Dentro de las nuevas disposiciones, nos encontramos con que este año no se aceptaron envíos nacionales, los curadores trabajaron en equipo, se incluyeron obras inéditas y se buscó amalgamar el arte con la política.

Gracias a estos cambios se obtuvieron interesantes resultados y participaciones peculiares, como ser la presentación de obras creadas bajo una mirada antropológica sobre algunos pueblos originarios de América, hiperrealismo que refleja el repudio del artista hacia líderes políticos y religiosos, y hasta representaciones en miniatura de los mayores centros clandestinos de la dictadura. Estas nuevas perspectivas hicieron que nos planteásemos si existen límites para el arte y cuáles serían.

Como principal exponente de esta nueva mirada con respecto al arte, nos visitó Ana Gallardo, artista rosarina que participó este año de la Bienal. A partir de las herramientas del dibujo participativo, la investigación etnográfica y la incorporación de la materia social al cuerpo de su obra, Ana pone el foco en un cúmulo de cuestiones culturales y políticas que van de la singularidad de las historias de vida a las condiciones de existencia en las sociedades contemporáneas. Gallardo siempre parte de los relatos personales para desarrollar instalaciones que combinan técnicas como la historia oral y la investigación participante con el empleo de medios plásticos en sentido estricto, pero que también nos desafían a reconocer las visiones políticas y las expectativas proyectuales inherentes al empleo de estos métodos, y a identificar aspectos institucionales y educacionales en una práctica tan simple como puede ser el baile.

En Ciudad de México, donde residió durante muchos años, Gallardo se interiorizó con la cultura del danzón, un tipo de baile popular practicado por los ancianos en las plazas públicas. Allí conoció a don Raúl, y luego a Lucio y Conchita, que son pareja de baile hace nueve años y a quienes invitó a la bienal a dar clases de baile y relatar sus experiencias, junto a María Ascención, una maestra de danzón.

Al reconstruir materialmente el espacio de una danzonera, Gallardo encuentra un denominador común entre la dinámica del trabajo colaborativo, la problemática de la vejez en el mundo actual y la posibilidad de vincular expectativas utópicas con tradiciones populares firmemente asentadas en una idiosincrasia local.

A través del relato de esta experiencia pudimos comprobar que más allá de los límites, el arte puede tener como finalidad compartir un momento y, quizá, llegar a mejorar nuestro estilo de vida.